El Propósito

  1. En primer lugar, nuestro nombre PACER es un acróstico de los cinco propósitos de la Iglesia Bíblica.

    Perfeccionar:
    Como Efesios 4:12 dice, “… a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo”. Uno de los propósitos de la iglesia es que a través de la palabra de Dios el creyente pueda ser moldeado y así mismo capacitado y equipado para alcanzar a otros para Cristo y ministrarles para su crecimiento espiritual.

    Adorar:
    “Alabad, siervos de Jehová, Alabad el nombre de Jehová.
    Sea el nombre de Jehová bendito Desde ahora y para siempre.
    Desde el nacimiento del sol hasta donde se pone, Sea alabado el nombre de Jehová.”
    Salmo 113:1-3.
    El ser humano fue creado para adorar a Dios. La adoración es la máxima expresión de amor, así que adorar es mostrar nuestro amor a Dios. Como hijos de Dios debemos alabarle no solo al cantarle los Domingos, sino alabar a Dios cada día de la semana con nuestras vidas. Dándole a el la Gloria en cada cosa que hagamos.

    Compañerismo:
    “Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.” Hechos 2:42
    El compañerismo Cristiano es esencial para nuestro crecimiento. Dios está edificando una familia que lo obedece, ama, y refleja su luz en este mundo de tinieblas. El creyente necesita una familia que le proporcione amor, apoyo, enseñanza y corrección. (1 Corintios 2:16)

    Evangelizar:
    Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” Mateo 28:18-20
    Este pasaje nos habla de la gran comisión. La iglesia debe de “ir” y compartir las buenas nuevas, que Cristo murió y que resucito para salvarnos de el castigo que merecemos por nuestro pecado. Dios ama tanto a la humanidad y quiere que todos le conozcan como su Salvador. “El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento” (2 Pedro 3:9).

    Repartir (Ministrar):
    La iglesia ha sido puesta por Dios para Repartir su amor en manera de servicio. Al servir entonces ministramos. La palabra ministrar se usa en la Biblia cuando se esta ayudando a alguien o cuando se esta sirviendo a Dios. Como creyentes, Dios quiere que ministremos a otros cuando lo necesitan y que juntos como familia de Dios le sirvamos a El. (Hebreos 1:14, 1 Pedro 4:11, 1 Samuel 2:11)

  2. En segundo lugar, Pacer es una palabra del inglés que describe a el que va al frente en una carrera, abriendo brecha: El Pacer
    Como Iglesia Bautista hemos sido el primer proyecto misionero Hispano del East Texas Baptist Bible Fellowship (ETBBF). La misión de este proyecto, es que de nuestra iglesia salgan siervos de Dios que sean capacitados para iniciar Iglesias al rededor de Texas. Siendo la Iglesia Bíblica Bautista Pacer, la iglesia que abra brecha para que otras Iglesias sean levantadas con el propósito de ejercer la misión que Dios ha encomendado a la Iglesia.
  3. En tercer lugar Pacer es el ave que hace punta cuando vuelan en “V” como en el vuelo de los gansos.

    Un ejemplo del involucramiento del cristiano en la tarea de la iglesia.
    La ciencia ha descubierto el porqué los gansos vuelan juntos. Vuelan formando una “V”, porque cada pájaro al batir sus alas, produce un movimiento en el aire que ayuda al ganso que va detrás de él. Volando en V, todo el grupo aumenta por lo menos en un 70% su poder de vuelo, comparado a que cada pájaro lo hiciera solo. Está demostrado que las personas que se unen y comparten una dirección común con sentido de comunidad, llegan mas rápido y mas fácil a donde desean porque se apoyan y se fortalecen mutuamente.

    Debemos considerar que la unión hace la fuerza.
    Cada vez que un ganso se sale de la formación de inmediato siente la resistencia del aire y se da cuenta de la dificultad de volar solo. Esto lo hace reincorporarse al grupo para beneficiarse del poder del compañero que va adelante y ayudar a los que van detrás. Si nosotros actuáramos con la inteligencia de los gansos, haríamos todo lo posible por superar las diferencias, compartir una misma dirección y servir con lo mejor de nosotros mismos.

    Unidos vencemos, divididos caemos.
    Cuando un líder de los gansos se cansa, se pasa a uno de los puestos de atrás y otro ganso toma su lugar. Siempre obtenemos mejores resultados si tomamos turnos haciendo los trabajos más difíciles en lugar de permitir que el peso lo lleven unos pocos o uno solo.

    Todos debemos estar dispuestos a asumir responsabilidades.
    Los biólogos han observado que los gansos que van detrás producen un sonido propio de ellos y lo hacen con frecuencia para estimular a los que van adelante para mantener la velocidad.

    Una palabra de aliento incrementa las fuerzas, produce grandes beneficios.  El estímulo motiva, reconforta.
    Cuando un ganso enferma o cae herido, dos de sus compañeros se salen de la formación y lo siguen para ayudarlo y protegerlo, y se quedan con él hasta que esté nuevamente en condiciones de volar o hasta que muere y, solo entonces, los dos acompañantes vuelven a su bandada o se unen a otro grupo. Si nosotros aprendemos de los gansos, como solidarios con quien nos necesita y nos mantenemos uno al lado del otro acompañándonos y apoyándonos

    CONCLUSIÓN: SI SOLO TUVIERAMOS LA INTELIGENCIA DE UN GANSO,NOS MANTENDRÍAMOS UNO AL LADO  DEL OTRO, AYUDANDONOS Y ACOMPAÑÁNDONOS

  4. Con esto en mente, el logotipo de nuestra iglesia refleja el vuelo de los gansos:
arrow
css.php